0

Creado en 1995 en Santiago de Chile, el grupo reúne a los principales países del mundo con bosques templados y boreales, con excepción de los pertenecientes a la Comunidad Europea, con el objetivo principal de elaborar y el monitorear Criterios e Indicadores para el Manejo Forestal Sustentable.

Durante la 29.° Reunión del Grupo de Trabajo del Proceso de Montreal, que se celebrará de manera virtual los días 9 y 10 de diciembre, la representación argentina estará encabezada por las autoridades de la Dirección Nacional de Desarrollo Foresto Industrial del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, de la Dirección de Bosques del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y del Programa Forestal Nacional del INTA.

Según Tomas Schlichter, vicepresidente del INTA y especialista en temas forestales, durante la reunión cada país tiene que “presentar un informe sobre el estado de los bosques, de acuerdo con indicadores agrupados en criterios que son condiciones de sostenibilidad”, oportunidad donde Argentina presentará un avance del tercer informe de sostenibilidad.

En este sentido, el avance que se presentará “no es únicamente un reporte al Proceso de Montreal, el valor más importante es que el sector forestal argentino conozca qué está pasando con los bosques, donde se incluyen a los sectores público y privado forestal”, indicó Schlichter.

El reporte constituye una herramienta para divulgar en qué situación se encuentran los bosques, cuáles son las tendencias y, a su vez, “lo es para la toma de decisiones por parte de los decisores políticos, ya que aquí radica su importancia”, reconoció. En el mismo sentido, subrayó que “entregar la información es un paso necesario para que las decisiones estén bien fundadas”.

Los avances y resultados de este intercambio “son orientativos de las acciones de investigación y extensión destinadas al manejo sustentable de los bosques, que conduce el Programa Forestal Nacional del INTA”, señaló Pablo Peri, coordinador del programa e investigador del INTA Santa Cruz.

Para la elaboración de los criterios e indicadores “se estableció un set de siete criterios de sustentabilidad forestal, que son reflejados en conjunto a través de 64 indicadores específicos”, destacó Peri y agregó: “Los países son alentados a informar sobre los indicadores bajo una misma base común cada cinco años”.

La Argentina -desde el 2005- ha elaborado dos reportes nacionales basados en los Criterios e Indicadores del Proceso de Montreal y, durante la reunión, presentará los avances de un 3er Reporte Nacional que estará finalizado en breve.

El Proceso de Montreal

Este acuerdo voluntario y no vinculante integrado por representantes de Argentina, Australia, Canadá, Chile, China, Corea del Sur, Estados Unidos de Norteamérica, Japón, México, Nueva Zelanda, Rusia y Uruguay, tiene una dinámica que se basa en acciones colaborativas entre sus miembros que además forman parte de otros procesos e instituciones internacionales relacionadas con el manejo de los bosques, como: FAO, ITTO, IUFRO, Foro de Bosques de Naciones Unidas, CIFOR, entre otros.

De este modo, se sostiene un conocimiento fluido acerca del estado de los bosques, su conservación y su manejo. También se desarrollan actividades compartidas con Forest Europe, el grupo de países de ese continente con similares objetivos.

El reporte de indicadores de manejo forestal sustentable es un elemento fundamental para el diseño e implementación de políticas sectoriales en el orden social, ambiental y económico de los países miembro, y su actualización periódica permite evaluar retrospectivamente la eficacia de las acciones de avance hacia la sustentabilidad forestal, tanto de los bosques nativos como de los cultivados.

Se trata de una herramienta para la conducción y el ajuste permanente de una política nacional forestal. Ya que los indicadores pueden ser apropiados para su evaluación en niveles subnacionales como, por ejemplo, de ecorregión forestal o de provincia. En la medida que estos procesos avanzan conjuntamente bajo criterios comunes y son utilizados consistentemente, la política forestal de los países se fortalece y afianza.

Una derivación positiva para la Argentina, tanto para los ministerios y el INTA, es la interacción con dirigentes y especialistas de la actividad forestal de países con diferentes regímenes y normas forestales, u otros niveles tecnológicos y científicos.

En los 25 años de existencia de este Proceso, apuntalado de manera permanente por el INTA, la interacción con técnicos, directivos y científicos extranjeros ha sido fluida y constructiva, incrementando las capacidades humanas propias para el conocimiento y la participación de la Argentina en foros internacionales.

También te puede interesar

Más en Agro y Campo

Comentarios

Comentarios cerrados.