0

El Manejo de Bosques con Ganadería Integral (MBGI) constituye una alternativa novedosa frente a las distintas presiones que experimentan las regiones forestales a nivel nacional. De esta forma, se busca unificar las necesidades de un desarrollo agroproductivo con la sustentabilidad de los sistemas de bosques nativos.

En Santiago del Estero, investigadores del INTA, ensayan sobre prácticas de manejo aplicadas a la ganadería integrada, con el Rolado Selectivo de Baja Intensidad como una de las técnicas más difundidas.

“El rolado busca lidiar con el problema de la invasión de especies silvestres sobre espacios ganaderos y consiste en pasar un cilindro metálico con cuchillas, de tamaño variable, traccionado por tractores pequeños que producen baja intensidad”, explicó Darío Coria, investigador del INTA en Santiago del Estero.

De esta forma, se busca la integración racional y sostenible de las actividades forestales y ganaderas, con menor impacto en la ecología y rentabilidad comercial a largo plazo.

“Se pueden notar los cambios y el tratamiento puede estirarse por más de seis años si el manejo es adecuado”, agregó Coria.

Para Florencia Saracco, investigadora en manejo sustentable de bosques nativos del INTA Santiago del Estero, “se pasó de situaciones en donde se tenía el 80 % de cobertura leñosa con 300 a 400 kilos de forraje por hectárea, a escenarios en donde se conservaba el 30 % de cobertura y aprovechando la materia orgánica aportada al suelo se generaba mayor rendimiento por superficie”.

Los resultados de los ensayos, muestran una mejora en la disponibilidad de pasturas para los animales al aumentar el acceso al forraje. A su vez, al conservar la cobertura arbórea se crea un circuito más sustentable.

También te puede interesar

Más en Agro y Campo

Comentarios

Comentarios cerrados.