0

El director de la Región Pergamino de IOMA, Leandro Mendoza, junto a la concejal de San Pedro (FdT), Tamara Vlaeminck, mantuvieron una reunión con los representantes del directorio de la clínica San Pedro, Rolando Constantin, Carlos Colella y Miguel Plana para encontrar posibles soluciones a la situación de cierre, que se llevó adelante el pasado 7 de julio y que dejó sin trabajo a 69 personas que se despeñaban en el centro de salud.

El director de la Región Pergamino de IOMA, Leandro Mendoza, explicó que “fuimos a conocer la situación y generar un espacio de diálogo para intercambiar ideas y ver de qué manera la obra social puede ayudar en esta circunstancia. Esta es una misión que es solicitada por nuestro gobernador, Axel Kicillof. Es decir, donde exista una clínica que esté atravesando estas circunstancias debemos acercarnos y no hacernos los distraídos”, detalló.

La clínica San Pedro dejó sin asistencia médica a la comunidad por supuestos problemas económicos y sin trabajo a un experimentado grupo de trabajadoras y trabajadores de la salud. Al momento de su cierre la clínica contaba con servicios en maternidad, ginecología, traumatología, otorrino, neumología, cardiología, RX, econgrafías, a la vez que 27 camas en piso de las cuales 5 son de UTI.

En los primeros días de julio la clínica San Pedro cerró sus puertas a la atención en salud tanto para la internación como de consultorios externos. La noticia comunicada por el Dr. Carlos Colella, miembro del directorio de la clínica, dejó impactados a sus 69 trabajadoras y trabajadores que se desempeñaban como personal sanitario y a la comunidad en general que alcanza a una población de más de 60 mil habitantes de los cuales 9700 son personas afiliadas al IOMA.

En este sentido, Mendoza enfatizó en que “por esto, vamos a establecer un espacio de diálogo siempre para ver en qué podemos ayudar, del mismo modo en que lo hizo IOMA con la Clínica Mosconi de la localidad de Berisso”, señaló el director Regional Pergamino.

De acuerdo a declaraciones del directorio de la clínica, el centro de salud dejó de ser operativo debido a que tiene dificultades económicas. Por su parte las y los trabajadores decidieron quedarse en el edificio hasta que las personas internadas fueran derivadas a otros centros asistenciales, pero hoy la clínica se encuentra cerrada en una localidad en la que existen pocos servicios de salud que satisfagan la demanda.

Al respecto, Mendoza destacó que “Nuestra intención es siempre la de ayudar a las instituciones de salud y más aún en este contexto de emergencia sanitaria. Además, tenemos que recordar que IOMA fue la única obra social que el año pasado brindó el plan de sustentabilidad para asistir a numerosas instituciones de salud durante la etapa más severa de la pandemia, y esto redundó en la continuidad en la operatoria centros de salud, en sus puestos de trabajo y por lo tanto en garantizar la atención a todo nuestro universo afiliatorio en medio de la emergencia sanitaria”, finalizó.

También te puede interesar

Más en Regionales

Comentarios

Comentarios cerrados.