0

Un estudio que lleva adelante el INTA para gestionar amenazas ambientales asociadas al sector agroalimentario e implementa diferentes estrategias de remediación o restauración de ambientes plantea alguna de las problemáticas que se abordan en distintos sitios de experimentación,  las cuales están asociados a: degradación de bosques nativos por deforestación, incendios o erosión, de los mallines en la Patagonia por sobrepastoreo, áreas dañadas como consecuencia de las actividades extractivas -petroleras, canteras o mineras-, así como también el deterioro de suelos y aguas.

“El gran desafío para el sector agroalimentario en la actualidad es incrementar la productividad y la competitividad, haciéndolo de una manera sustentable”, aseguró Carolina Sasal, especialista en gestión ambiental del INTA Paraná -Entre Ríos-, quien señaló que, a diferentes escalas espaciales, temporales y de niveles organizativos se trabaja sobre estrategias de conservación, mitigación y remediación.

En este sentido, desde “el INTA se propone un enfoque integrado, multiescalar y multidisciplinario para la remediación y restauración de ambientes que garantice agroecosistemas productivos con cuidado del ambiente”, subrayó Sasal.

“La intensificación de la agricultura que, en los últimos 50 años, generó incrementos sustanciales en la producción de alimentos, tuvo consecuencias ambientales negativas a escalas local y regional”, explicó Sasal y agregó: “Los cambios en el uso de los suelos y la simplificación de las secuencias de cultivos en la región han condicionado la capacidad reguladora del suelo, mediante el deterioro de sus condiciones físicas, químicas y biológicas”.

Así, “los procesos de degradación de suelo amenazan la calidad de las aguas, debido a las pérdidas de suelo por erosión y el arrastre de fertilizantes y otros agroquímicos aplicados al suelo”, puntualizó Sasal quien expuso sobre los avances en los estudios de contaminación y remediación de suelos agrícolas en el XXVIII Congreso Argentino de la Ciencia del Suelo, que tuvo lugar en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA).

Fuente: INTA

También te puede interesar

Más en Agro y Campo

Comentarios

Comentarios cerrados.