0

(UNNOBA)-El rector de la UNNOBA, Guillermo Tamarit, visitó el call center que puso en marcha la Universidad para seguimientos de contactos estrechos de COVID-19.

A partir de un convenio firmado con la Jefatura de Gabinete de Ministros y el Ministerio de Salud de la Provincia, la UNNOBA desarrolló esta iniciativa que apunta a apoyar a los sistemas locales en el rastreo de dichos contactos estrechos.

En la Región Sanitaria III se trabaja en los partidos de Junín y Leandro N. Alem, y en la Región Sanitaria IV se está haciendo en Pergamino y es posible que se sume la localidad de Arrecifes.

Si bien las ciudades cuentan desde hace meses con sistemas de rastreos propios, el aumento en la cantidad de caso obligó a buscar alternativas y una de ellas fue la conformación de los Centros de Telemedicina Covid Universitarios (CeTeC-U). La UNNOBA adhirió al “Programa de Fortalecimiento de la Prevención y Seguimiento frente al Covid-19” y puso a disposición sus laboratorios informáticos con bases en Junín y en Pergamino, que no reemplazan el sistema existente, sino que apoya el trabajo que hacen los municipios.

En total, las universidades nacionales con asiento en la Provincia ya sumaron para la pandemia del coronavirus un total de 31 CeTeC.

El call center

Para poner en marcha este centro se está trabajando desde hace varios meses: en una primera instancia se realizó una convocatoria de becarios, luego se brindó capacitación, puesta a punto del equipamiento, y simulación de llamadas para el entrenamiento de los operadores.

La directora del Instituto Académico de Desarrollo Humano de la UNNOBA, María Lázzaro, señala que los CeTec tienen varias funciones: “Dentro del convenio, adherimos para identificación y seguimiento de contactos estrechos, es decir, seguimiento telefónico a personas que estuvieron en contacto con algún enfermo de Covid o con un sospechoso con el propósito de poder identificar precozmente la aparición de síntomas de Covid. También brindamos recomendaciones y pautas para hacer un aislamiento seguro en el domicilio con el objetivo de reducir el riesgo de contagio a convivientes u otras personas. Además, se identifican necesidades psicológicas, y de alimentos o medicamentos, porque no se piensa solamente en el aspecto clínico de la persona, sino en una atención integral”.

Ese seguimiento se realiza durante catorce días y, si en algún momento la persona presenta síntomas, se informa al sistema como sospechoso. En ese caso, continúa el trabajo el Gobierno local que corresponda, porque requiere seguimiento clínico, una función que recae sobre profesionales de la salud de los municipios.

El CeTeC de la UNNOBA tiene ocho supervisores y allí se desempeñan 80 becarios, todos con vinculación con la Universidad, ya que son estudiantes y egresados de diferentes carreras. El trabajo se realiza de lunes a sábados, en dos turnos diarios, de 8 a 12 y de 14 a 18, y cada voluntario cumple doce horas semanales.

Lazzaro explica que el balance hasta ahora es muy bueno, y remarca que una dificultad que tienen es que, al ser éste un centro integrado, las llamadas se reciben desde un número teléfono de larga distancia, que empieza con 011, “entonces muchas veces las personas no responden porque piensan que puede ser una promoción o algo por el estilo”. Aun cuando desde las diferentes áreas de los municipios encargados de informar el aislamiento les aclaran a los contactos que la llamada que van a recibir puede ingresar con 011, “es algo que genera una limitación”.

Salud mental

La directora del Instituto Académico de Desarrollo Humano destaca que los becarios “hacen una escucha activa y advierten que existe angustia, preocupación, temor, porque el aislamiento es muy doloroso, por eso se hace apoyo y, además, para los casos en los que se detecten situaciones de riesgo que requieren una atención profesional, se estableció un CeTeC de Salud Mental, coordinado desde la dirección y Subsecretaría de Salud Mental de la Provincia de Buenos Aires, con el que se los pone en contacto”.

Por otra parte, también está funcionando un espacio para becarios y supervisores en donde hay encuentros de contención, en los que pueden compartir sus experiencias y manifestar cómo se van sintiendo. Es un lugar de apoyo para ellos, coordinado por psicólogos.

También te puede interesar

Más en Salud

Comentarios

Comentarios cerrados.