0

Promover las cadenas cortas de producción y comercialización asegura alimentos frescos, sanos y a buen precio para la población. A su vez, generan un alto impacto en las economías regionales y son una fuente de ingresos para muchas familias en el contexto actual.

En Mendoza, el INTA en articulación con agricultores de los departamentos de Tunuyán y La Consulta, trabajan en el Programa de Articulación y Fortalecimiento Federal de las Capacidades en Ciencia y Tecnología COVID-19, financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

“Trabajamos de forma conjunta investigando y pensando alternativas para poder fortalecer los circuitos cortos de comercialización que se están dando en la zona del Valle de Uco”, indicó Daniel Pizzolato –director del INTA La Consulta–.

Gracias al programa, se formó la feria de La Cañada, compuesta por 88 socios y productores, que todos los días de la semana (incluidos los feriados) ofrecen frutas frescas y verduras de estación.

Además, se realizan encuestas para analizar las opiniones de los consumidores y de los productores para ver qué ventajas encuentran en la producción diversificada.

También te puede interesar

Más en Agro y Campo

Comentarios

Comentarios cerrados.