0

El presidente Alberto Fernández aseguró que “la Argentina está
comprometida con una agenda de transición justa hacia el desarrollo
integral y sostenible” al participar el Domingo por la mañana mediante
videoconferencia, desde la residencia de Chapadmalal, de la segunda
sesión plenaria de la cumbre de Líderes del G20.

“A los desafíos globales que ya enfrentábamos, como el cambio
climático, las asimetrías entre países centrales y periféricos y la
desigualdad social que padece América Latina y otros continentes, hoy
se suman los efectos sanitarios, económicos y sociales de la pandemia”
de COVID- 19, reflexionó el mandatario.
Durante su exposición, Alberto Fernández se refirió a la crisis
alimentaria, a la importancia de la educación para construir la
justicia social y fomentar el respeto a los derechos humanos; de
acrecentar los esfuerzos para estimular la sostenibilidad de nuestro
futuro ambiental y a la necesidad de lograr la igualdad de género como
un factor de desarrollo.
“En América latina, el tiempo del fin del patriarcado ha empezado”,
aseveró. Sobre este punto sostuvo que: “El empoderamiento de las
mujeres resulta un imperativo moral y ético que además de ampliar
legítimamente derechos, ayuda en la lucha contra la pobreza, la
inseguridad alimentaria, y promueve un desarrollo más veloz de nuestras
sociedades”.
“Nadie se salva solo en un planeta que se incendia, se inunda o se
envenena”, dijo Alberto Fernández y señaló que “es necesario un
compromiso colectivo para lograr la pronta y efectiva implementación
del Acuerdo de París”.
Afirmó que “el compromiso con la agenda ambiental requiere una
importante provisión de recursos financieros, la creación de
capacidades y la transferencia de tecnología, a la luz del Principio de
Responsabilidades Comunes pero Diferenciadas”.
“Nuestro compromiso es garantizar una transición justa e inclusiva
hacia un desarrollo sostenible”, explicó el Presidente.
Por otro lado, indicó que el coronavirus “agravó la crisis alimentaria
mundial”, y que la Argentina está comprometida en “aliviar esa
situación”.
“Nuestras políticas están orientadas a aumentar el potencial
productivo agrícola en todas las regiones del país”, afirmó y
aseguró que un “comercio agrícola abierto y transparente” es “esencial
para poner fin al hambre, atendiendo las necesidades de los más
desfavorecidos”.
“Pero no se trata solo de asegurar la comida para simular un ‘decoroso
sustento’. Es imprescindible que todos accedan al derecho a la propiedad
sin exceptuar a nadie.  Esto implica acceso a la salud, acceso al empleo
y, especialmente, acceso a la educación”, enfatizó.

El mandatario explicó que “la educación es la base para construir una
sociedad democrática, con justicia social y respeto a los derechos
humanos” y aseguró que “la pandemia puso de relieve que la conectividad
y la inclusión digital son derechos básicos que debemos garantizar”.

El presidente Fernández dijo que la Argentina diseñó un plan de
conectividad, distribuyó equipos y brindó formación docente en el uso
de herramientas digitales.
En cuanto a la superación de la crisis actual dijo que “la forma en que
actuemos hoy determinará el mundo posterior al COVID. El camino de
salida requiere promover políticas económicas, industriales y sociales
orientadas al cambio estructural de nuestras economías que hoy solo
favorecen que el ingreso se concentre en muy pocos y que la pobreza se
distribuya entre millones”.

También te puede interesar

Más en Nacionales

Comentarios

Comentarios cerrados.