0

El presidente de IOMA, Homero Giles, participó de un encuentro con autoridades de la Superintendencia de Salud, el PAMI y obras sociales sindicales

En una reunión mantenida este lunes con el Superintendente de Servicios de Salud, Eugenio Zanarini y el Gerente General de ese organismo, David Aruachan, para abordar la problemática de los prestadores cartelizados y con abuso de la posición dominante, así como su impacto en el sistema de salud, el presidente de IOMA, Homero Giles, señaló que debe trabajarse intensamente para evitar las conductas monopólicas en salud que afectan no sólo a profesionales sino a las y los beneficiarios en sus derechos.

Luego de un análisis pormenorizado del estado de situación de cada institución en relación con esta problemática, se consensuaron líneas de acción conjuntas y la puesta en marcha de una mesa de discusión técnica para minimizar el impacto de estas conductas y la necesidad de tender puentes con otros organismos del Estado para afianzar esta estrategia compartida.

Para Homero Giles, presidente de IOMA, “no se puede permitir que por intereses que nada tienen que ver con la salud se ponga en jaque la atención de las/os afiliadas/os de las diferentes obras sociales por conductas monopólicas de determinadas entidades que nuclean a profesionales de la salud, y que incluso presionan a médica/os que quieren atender según los convenios vigentes”. En este sentido Giles indicó que este tipo de presiones “afectan la libertad de trabajar y ponen en riesgo la salud de la población”, expresó el titular de IOMA.

Consultado sobre cuáles serán los pasos a seguir para que esta situación vaya transformándose en pos de la garantía y el derecho a la salud de las personas, Giles explicó que “cualquier tipo de monopolio en el área de la salud afecta el derecho y acceso de las personas”.

“La idea es trabajar en conjunto entre las distintas obras sociales y organismos públicos para la defensa de la competencia y así evitar conductas monopólicas o de carácter desleal”, enfatizó Giles y agregó que “en ese marco se está avanzando en la conformación de una Mesa de Trabajo con el objetivo de asegurar el acceso a las prestaciones, la libre concurrencia y defender el derecho a la libre elección de las/os beneficiarias/os dentro de la oferta convenida por cada organismo o financiador.

Por eso, contó Giles que “desde nuestra obra social, y en la misma línea, también llevamos adelante una reunión con la COSSPRA, entidad que nuclea a las obras sociales públicas provinciales. Todos acordamos que es necesario trabajar para mejorar los honorarios médicos dentro de las posibilidades de cada obra social, pero eso no puede implicar ir en desmedro de la atención médica, finalizó.

“Es insólito que algunos prestadores médicos quieran cortar el servicio”

El máximo referente de la obra social de las y los bonaerenses recordó que IOMA “ya viene hablando con todos los prestadores y dispuso distintos incrementos para el corriente año, sin haber tenido aumento de recursos, porque recién ahora hubo paritarias y el año pasado se registró un marcado déficit económico, donde la obra social gastó mucha más plata de la que tenía, y, no obstante, se realizó este esfuerzo, para dar un incremento a los sectores prestacionales”.

Giles remarcó que “este esfuerzo debe ser reconocido. Es insólito que algunos prestadores médicos quieran cortar el servicio cuando se viene pagando de manera lineal y sin retraso, y estamos evaluando incluso dar un nuevo incremento en noviembre”.

Del encuentro también formaron parte el Gerente de Prestaciones Médicas de PAMI, Roberto Armagno; Benjamín Surace, de la Obra Social de Gastronómicos; Carlos Spelt, de la Obra Social de la Construcción; Alfredo Stern, de la Obra Social de Sanidad; Esteban Unterberguer, de la Obra Social Unión Personal; y Leonardo Napoleone, de OSECAC, el jefe de Gabinete de IOMA, Mariano Cardelli.

También te puede interesar

Más en Nacionales

Comentarios

Comentarios cerrados.