0

Una nena de dos años falleció tras permanecer internada en la sala de cuidados intensivos del HIGA San José, luego de recibir un disparo con un arma de fuego.

El arma calibre 22, que era manipulada por la madre de la nena, se disparó accidentalmente, según la declaración de la progenitora.

La joven de 19 años, declaró ante el fiscal Uthurry, quien tras la testimonial le otorgó la libertad, calificando el hecho como homicidio culposo.

También te puede interesar

Más en Policiales

Comentarios

Comentarios cerrados.