0

En una jornada marcada por el compromiso ambiental y el esfuerzo comunitario, el Taller Protegido Pergamino ha despachado un nuevo camión cargado con 8000 kilos de fardos de botellas de plástico PET y soplado. El destino de este valioso cargamento es la planta de reciclaje Reciclar, ubicada en Sarandí.

Este logro es posible gracias a la participación activa de los vecinos de Pergamino, quienes se han comprometido a separar estos envases y depositarlos en las campanas naranjas dispuestas para tal fin.

«Las botellas de plástico PET NO SON BASURA, son el trabajo de muchos vecinos que, además, ayudan a cuidar el medioambiente», recordaron los responsables del Taller Protegido Pergamino, subrayando la importancia de la colaboración ciudadana en esta iniciativa de reciclaje.

El Taller Protegido Pergamino, con su constante labor, demuestra que el reciclaje es una actividad esencial no solo para la protección del medioambiente, sino también para la creación de empleo y la inclusión social de personas con capacidades diferentes.

Este nuevo envío a la planta Reciclar en Sarandí simboliza el esfuerzo colectivo y el compromiso de la comunidad de Pergamino con un futuro más sostenible y responsable.

También te puede interesar

Más en General

Comentarios

Comentarios cerrados.