0

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) – Los senadores mexicanos comenzaron el viernes a sopesar una iniciativa radical para legalizar el uso recreativo y la venta de marihuana, una propuesta que podría crear el mercado de marihuana más grande del mundo en un país golpeado por una guerra violenta contra las bandas de narcotraficantes.

La Corte Suprema dictaminó en 2018 que debería permitirse la marihuana recreativa, y los legisladores en 2017 legalizaron el uso de marihuana medicinal. Pero el país aún tiene que aprobar leyes que legalicen su uso recreativo o regulaciones para la marihuana medicinal.

Los legisladores ahora se apresuran a tratar de cumplir con el plazo del 15 de diciembre fijado por la Corte Suprema para la legalización, con el apoyo del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien ha apuntado a eliminar la droga como fuente de ingresos para las bandas violentas de narcotraficantes.

Discutido por las comisiones de salud, justicia y estudios legislativos del Senado el viernes, el proyecto de ley de marihuana permitiría la venta de marihuana con licencia, permitiría a los usuarios llevar hasta 28 gramos de la droga y cultivar hasta cuatro plantas de cannabis en sus hogares.

También crearía el Instituto Mexicano de Regulación y Control del Cannabis dentro de la Secretaría de Salud.

Entre las restricciones, se prohibiría a los niños y adolescentes fumar marihuana o participar en su cultivo y venta, y no se permitiría la droga mientras se conduce.

La posible legalización del cáñamo, un producto derivado de la marihuana, para uso industrial en sectores como la construcción o la producción de alimentos, aún no se ha concretado, dijo a Reuters un miembro del personal legislativo.

Sin embargo, el proyecto de ley sí propone permitir la venta, importación y exportación de productos de cannabis no psicoactivos para uso industrial.

Las principales empresas se están posicionando para un momento en el que México abra lo que sería el mercado de cannabis legal más grande del mundo en términos de población, donde la droga se puede cultivar y vender legalmente.

Activistas a favor de la marihuana han pedido la aprobación del proyecto de ley en las últimas semanas con un “jardín” de cannabis al lado del Senado, donde la policía ha hecho la vista gorda ante los consumidores recreativos que encienden porros libremente.

También te puede interesar

Más en General

Comentarios

Comentarios cerrados.