0

El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, pidió al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que desista de su intención de aplicar un impuesto a un instrumento de política monetaria, como son las Letras de Liquidez (Leliq), informó el organismo.

 

En una carta, Pesce le señaló a Rodríguez Larreta que las Leliqs están destinadas a “lograr la estabilidad monetaria, financiera y cambiaria”, y le recordó que la Corte Suprema de Justicia “tiene jurisprudencia sobre la imposibilidad de los distritos de avanzar sobre las regulaciones del BCRA.

 

Al momento de anunciar esta medida, que forma parte del proyecto de Presupuesto 2021, el Gobierno de la Ciudad argumentó la necesidad de recuperar parte de los fondos por coparticipación que le fueron quitados por la Nación para destinarlos a la provincia de Buenos Aires.

 

“Me encuentro en la necesidad de solicitarle tenga a bien arbitrar las medidas necesarias a fin de evitar que se efectivicen acciones de carácter tributario que distorsionan las políticas que lleva adelante el Banco Central de la República Argentina, mediante la implementación de los instrumentos que se encuentran legalmente previstos con la finalidad de lograr la estabilidad monetaria, financiera y cambiaria, que, conforme el artículo 3 de su Carta Orgánica, se erigen como premisas básicas de sus funciones y finalidad”, señaló el titular del ente monetario.

 

Pesce se refirió de esta forma al proyecto de Presupuesto 2021 que el Gobierno porteño envió a la Legislatura, que contempla la creación de un gravamen del 7% a las Leliq y que recortaría la rentabilidad de los bancos y afectaría a los ahorristas.

 

Consultados por Télam, desde la cartera de Hacienda y Finanzas porteña evitaron realizar un pronunciamiento respecto a la carta enviada por el presidente del Banco Central.

 

Fuentes del Ejecutivo porteño deslizaron que la respuesta podría ser expresada esta noche por Rodríguez Larreta, debido a que tiene en agenda recibir a la prensa a las 20 para explicar cómo siguen las actividades en una nueva etapa de la pandemia.

 

Al momento de enviar el Presupuesto a la Legislatura, desde el Ejecutivo porteño explicaron que el del 2021 se trata de “un presupuesto de contingencia y con medidas transitorias” que se encuadran en un plan diseñado para equilibrar las cuentas que estaban planificadas previamente a la decisión del Gobierno nacional de redirigir un porcentaje de la Coparticipación que percibía la Ciudad.

 

Si bien la administración de Horacio Rodríguez Larreta apeló ante la Corte Suprema de Justicia la medida dispuesta en el decreto presidencial, paralelamente, definió un cálculo de gastos para el año próximo con el nivel de ingreso de los fondos coparticipables vigentes, es decir, con el recorte del 1,18%.

 

Por ello, se informó sobre el recorte en las partidas destinadas a las obras y cambios impositivos a partir de la eliminación de la exención al Impuesto sobre los Ingresos Brutos a las Leliqs y a las operaciones de pases.

 

Y se anunció la implementación del impuesto a los Sellos a las tarjetas de crédito, que implicará una suba del 1,2% en el gasto, tal como ocurre en “provincias como Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Mendoza, Tucumán, Chaco, San Luis y Tierra del Fuego”, señalaron las fuentes.

 

La carta de Pesce a Rodriguez Larreta advierte que “las facultades de la Ciudad en materia de generación de recursos, en modo alguno deben ser consideradas como ilimitadas”.

 

Recordó también que “el diseño tributario, y la ulterior ejecución de las disposiciones que resulten finalmente aprobadas, imponen la insoslayable necesidad de no afectar el ejercicio de las finalidades y funciones que han sido atribuidas al Banco Central de la República Argentina en los aspectos referenciados”.

 

Pesce recordó que la Corte Suprema de Justicia de la Nación sostuvo que los actos legislativos de las respectivas jurisdicciones no pueden avanzar sobre aspectos que atañen al manejo de la regulación normativamente delegada por el Congreso Nacional al Banco Central.

 

La Corte se pronunció en la causa “Banco Credicoop Cooperativo Limitado contra la provincia de Entre Ríos”, sobre una acción declarativa de certeza en un fallo del 26 de marzo de 2014.

 

“Las incumbencias que son propias de la especialidad de este Banco Central de la República Argentina conforme su Carta Orgánica, no deben ser afectadas o distorsionadas por disposiciones como las que se derivarían de aprobarse” la propuesta impositiva porteña, expresó el funcionario.

 

Por último, Pesce instó al Gobierno porteño a que “arbitre los medios a su alcance para impedir la concreción de toda acción que desvirtúe, obstaculice o resulte en pugna con las políticas que lleva adelante la Institución que presido, toda vez que de no observarse tales recaudos se consumarán daños irreparables en la ejecución de la política monetaria y financiera a nivel nacional”.

También te puede interesar

Más en Economía

Comentarios

Comentarios cerrados.