0

Esta semana el titular de Cancillería junto a la ministra de Salud de la Nacion Carla Vizzotti, brindaron una conferencia de prensa en el marco de la donación por parte de nuestro país, de más de 1 millón
de dosis de vacunas de Astrazeneca contra la COVID-19, a Vietnam y
República de Mozambique y próximamente a la Organización de los
Estados del Caribe Oriental (OECO).

Las donaciones se realizan como resultado del ofrecimiento que Argentina hizo tras asegurar el stock de vacunas necesario para su población y
guiado por los principios de solidaridad y fraternidad.

Cafiero destacó al respecto que “en otros momentos, la Argentina fue
receptiva a donaciones de vacunas y ahora, nuestro stock de dosis y la
campaña de vacunación que llevamos adelante, hacen posible que nuestro
país se incorpore a ese sistema solidario de donación, para países
que lo necesitan”.

“Que en esas cajas de vacunas diga producción argentina y esté nuestra
bandera, nos enorgullece. Porque detrás de eso están la ciencia, la
tecnología, las universidades públicas y el desarrollo que tenemos
como país”, señaló.

“Hemos venido a estas instalaciones a recibir vacunas y ahora estamos en
esta instancia, gracias a los trabajadoras y trabajadores de la salud,
enfermeros y enfermeras, centros de vacunación que en todo el país y a
diario aplican las dosis que son necesarias para superar esta etapa”,
subrayó.

El canciller sostuvo además que “el pueblo argentino entiende que acá
nadie se salva solo, que todos tenemos que ser solidarios para atravesar
este momento que nos tocó vivir a nivel global”.

“Argentina recibió casi 7 millones de dosis donadas, lo  que nos
permitió avanzar rápidamente en completar los esquemas de vacunación
que permitieron la actual situación epidemiológica que vive el país.
Ahora, con esta misma mirada estamos donando vacunas a aquellos países
que todavía no han podido avanzar en su plan de vacunación”, expresó
Vizzotti. Y agregó: “Como lo dijimos desde el primer día, hasta que
cada país no acceda a las vacunas no vamos a poder dar vuelta la
página de esta pandemia”.

La titular de la cartera de Salud afirmó también: “El resultado de
este esfuerzo es la actual situación epidemiológica que tenemos, que
luego de 20 semanas de descenso sostenido ya lleva cinco semanas de una
tendencia al aumento muy leve, a pesar que la variante Delta ya
representa más del 80% de las variantes que circulan en el país. Esto
es gracias a las coberturas de vacunación, el esfuerzo de las 24
jurisdicciones, la confianza de la población en las vacunas, y el
inmenso trabajo del personal de salud que se ha puesto al hombro
también la campaña”.

Estas donaciones fueron gestionadas en conjunto entre la Cancillería y
el Ministerio de Salud, como resultado del ofrecimiento que Argentina ha
iniciado al asegurar el stock de dosis necesarias para completar la
distribución de vacunas para toda la población objetivo, y guiado por
los principios de solidaridad y fraternidad.

Las dosis serán distribuidas del siguiente modo: Vietnam recibirá
500.000 dosis y la República de Mozambique, 450.000. Mientras que, en
los próximos días, la Organización de los Estados del Caribe Oriental
recibirá 18.000 para Santa Lucía; 11.000 para Granada; 11.000 para San
Vicente y las Granadinas; y 2.000 para Dominica.

En tanto, Argentina se encuentra trabajando con otras naciones como
Barbados, Nicaragua, Angola, Kenia y Filipinas, que ya han expresado
interés en recibir las donaciones de vacunas y mostraron su
agradecimiento a nuestro país.

En ese marco, la Comisión Cascos Blancos presidida por Sabina Frederic,
y que depende de la Cancillería, inició las tratativas de asistencia e
intercambio solidario de experiencias de gestión del COVID-19 para que,
tal como se viene realizando a nivel global, Argentina responda positiva
y proactivamente a las necesidades internacionales provocadas por la
pandemia.

Cabe destacar que la Argentina anteriormente ha sido receptora de
donaciones que superaron los 7 millones de dosis y que permitieron
acelerar la aplicación de dosis para brindar protección completa a la
mayor parte de la población, y ahora, al contar con el stock de vacunas
necesario para su población, y guiados por los principios de
solidaridad y fraternidad, nuestro país se encuentra en condiciones de
favorecer el acceso equitativo y oportuno a las vacunas destinadas a
generar inmunidad adquirida contra la COVID-19.

También te puede interesar

Más en Salud

Comentarios

Comentarios cerrados.