0

La docente que había terminado la clase virtual, estaba un poco enojada por el rendimiento de sus alumnos en los trabajos que habían enviado.

Entonces, quiso hablar de inmediato con una colega para descargarse, así que tomó el teléfono y la llamó sin ni siquiera moverse de su silla.

El detalle, es que nunca cerró la videollamada ni los micrófonos y los alumnos no solo escucharon, sino que grabaron la situación.

Rápidamente lo sucedido se viralizó y en la redes sociales llovieron las críticas a la docente, en tanto, otros solo lo tomaron en broma y se preguntaron porque no desconectó el micrófono.

También te puede interesar

Más en General

Comentarios

Comentarios cerrados.